19.12.12

Belleza triste



Se perdían en los distantes ecos aquello que me rodeaba y uniéndose a la nada estaba mi pensamiento, caía un mar desde lo alto del mundo, lloraba la tierra, quebrándose los misterios vivos estaban los ángeles caídos y  siempre en ellos los besos pasados, siempre ellos derramando estigmas hacia el vació donde también se desplomaron las suplicas. Era el sonido de las aves una cruel simpatía desde el final de los arboles que alcanzaban la luz, mis ojos no lo veían...quizás podrían mis manos haberlo alcanzado si mis deseos hubiesen sido tan grandes hasta hacerme explotar. Cataratas cubrían el anciano cielo, ciego sin sus ojos yo caminaba sobre mi abandonado sueño pensando cuando cerrara sus parpados para nunca más sentir los finales y comienzos, partidas y llegadas. Me tomó de la mano el solitario silencio y contemple sus distantes ecos cuando al final de la calle me esperaraba yo mismo con una rosa sangrando belleza triste y mi voz preguntándome "¿donde estas?".



6 comentarios:

La chica de los chicles dijo...

tan mágico y melancólico como siempre.
Espero que pases unas felices navidades, y al fin tu voz ella sola se responda

Carolina Campos V. dijo...

Yo sé que algun día podrás encontrarte, no te rindas.

RENATO VIDAL S. dijo...

hace tiempo sin pasar por tu espacio, como siempre magistrales sentimientos, lleno de inspiración, saludos. :)

Ariadna . dijo...

Me encantó esta entrada, me gusta la manera en que te expresas, beso ! ♥

Night dijo...

A mi la belleza en muchos momentos me parece triste
como tantas veces,siempre me complace leer todas tus lineas.

Confusión Organizada. dijo...

genial como siempre, la escena final es muy fuerte una rosa sangrante y la pregunta "dónde estás".
Todo se combina muy bien.
Lo que escribes es perfección escrita.