27.6.14

Fin

  Puertas cerradas.

Se acabo. Y no quiero dar explicaciones al respecto, sólo pienso que todo tiene un ciclo y yo ya decidí empezar otro en el que este blog ya no forma parte de mis planes. Tampoco escribiré la ultima historia acerca de como logre escapar del  bosque y de todo aquello que me suprimía, porque creo que cada uno tiene que descubrir como escapar y creanme que cuando lo haces te encuentras con mil puertas cerradas, porque de eso se trata la vida, de un montón de puertas cerradas que debes abrir con una llave que esta oculta en algún lugar dentro tuyo. Pues verán, ya estoy cansado de las puertas, me basta con haber logrado abrir sólo una, no me interesa seguir abriéndolas para que ver que hay detrás, no me interesa  seguir el camino, voy por donde me plazca, mucho de lo que me importaba ya no me interesa y hoy sólo quiero.... pues no se lo que quiero. ¡Adiós!, los recordaré mientras no los olvide.

¿Han notado que si di explicaciones?

8 comentarios:

Daphne☽ dijo...

Hoy muere una nueva estrella,
hoy acaba un atardecer,
empieza la muerte y el universo de uno mismo, sé libre, fuerte...
Ten buen viaje y encuentra aquella puerta inesperada que vibre tu vida.
Un beso y abrazos, se despide, Daphne.

Luna Violeta dijo...

Pues al final uno siempre termina dando explicaciones. De todo o nada, de lo que uno quiere o nisiquiera sabe que quiere.
Al parecer los finales son contagiosos.
Espero que te valla bonito :) y que puedas abrir más puertas, en el tiempo que decidas hacerlo (o no)
Y ya que estamos, me despido de vos tambien porque se reconocer cuando alguien va a hecharse de menos en estos rincones de la blogosfera. Una despedida de dos lados, yo tambien dejo esto.
Un beso.

Aellai dijo...

Lo entiendo, a veces tenemos que cerrar un ciclo, para que otro pueda abrirse.
Extrañaré tus textos, en serio si.
Y tienes razón, cada uno tiene que averiguar como escapar (aunque no creo que alguna vez logremos hacerlo), porque es diferente la puerta de cada persona.
Yo también te recordaré, me encantaban tus texto y tus comentarios me sacaron más de una sonrisa.
ps. adoro la canción.

muchos muchos abrazos ( de oso )

Belén Be dijo...

Buen viaje!

Gélida dijo...

Que todo vaya bien, y no dejes de escribir nunca por favor.

La chica de los chicles dijo...

Me alegro de que estés fuera del bosque.

Qtta dijo...

Repetire lo que alguna vez te escribi, es lo que puedo hacer para honrar tu desición:

Realmente estaba cansado, cansado de escribir como un oficio, como un penoso trabajo de construcción de ficticias realidades que los demás creían ciertas, porque para los demás siempre eran ciertas aquellas palabras.

No sabía cómo había llegado a ese grado de incomodidad, porque se había dejado arrastrar a allí. Aunque pensó que esa no era la única vez, ni la única circunstancia donde se vio igual.

Buscó dentro de sí, y descubrió que nunca había estado tan acompañado en la soledad donde permanecía, tal vez eso lo llevó a dejar de escribir para sí y lo hizo para los demás, esos que lo llenaron de halagos, de comentarios, que nunca superaron las 30 palabras. Halagos, por otra parte, que eran para lo que imaginaban de él, no para él, era una generosidad virtual.

El monitor se interpuso entre él y el mundo, fue su ventana, que de a poco fue apagándose, fue devolviendo una imagen de otro, una mirada ajena de lo propio, un personaje que interpretar.

El hastío, el dolor de esa pérdida, la necesidad de gritar, la necesidad de cambiar, de demoler para volver a construir lo llevaron a escribir “Fin”.

Y yo aquí, viéndolo, necesitaba decirle que me perdí para encontrarlo, que admiré el estilo con el que puso el alma en palabras, que escuche su voz, que esa mañana de sábado fuimos iguales, a pesar de todas nuestras diferencias y que solo llega a su fin lo que no es eterno.

Te quiero mucho Amigo.

Carolina Campos V. dijo...

Te extrañaré, amo tu espacio