13.4.11

Trascendiendo fronteras

Mas allá de los limites terrenales se encuentra un lugar de trascendencia espiritual, el llamado paraíso es para nosotros un lugar mítico. En cuanto a mi, yo sigo creyendo en el paraíso. Sin embargo ahora se que no se trata de ningún lugar concreto. Lo importante no es a donde vas, si no como te sientes en el momento en que llegas a formar parte de algo. Y se que si encuentro ese momento, sera para siempre. Ese es el punto, buscar, encontrar, ser encontrado. A veces ninguna opción es valida, ni prometedora...Al mirar el cielo nocturno y  ver  la inmensa oscuridad del cielo que es interrumpida por el brillo de las miles de estrellas que bañan el universo, pienso...yo soy parte de todo eso, yo formo parte de ese maravillo universo creador de relatos, mitos y fantasías, creador incluso en este instante de mi propio texto en el que intento al menos comprender y convencerme de que si formo parte de algo. Aun si, al formar parte de algo infinito y desconocido como lo es el universo, no estoy satisfecho. El paraíso de una persona es aveces el momento en el cual se sienten felices, compartir los sentimientos, las mismas sensaciones, compartir amor es un paraíso tan tentador para mi,  y quizá es mucho mas fácil llegar a ese sentimiento que vivir en un universo infinito y desconocido. Esa ha sido desde siempre mi meta, trascender las fronteras de mis pensamientos, dejarme ser quien yo quiero ser y encontrar mi paraíso donde al fin podre creer que formo parte de algo, donde ese sentimiento al que llaman amor exista dentro de mi vida.

2 comentarios:

DDmx dijo...

A mi directamente, el cielo nocturna en ciertas noches ya me parece el paraiso.

Diario de lo absurdo dijo...

Creo que has explicado, expresado con palabras lo que durante tanto tiempo he estado buscando. Es precioso.