14.5.13

Guardianes Extintos

Supe que no existía un mundo u otra linea temporal donde pudiera volver a verlo, que allí estaba parado sobre la realidad, que había perdido la guerra de mis sueños batallando contra ella, que mis ilusiones se fueron yendo a un horizonte de máquinas rotas, ya no había canciones que me hicieran creer, ni la insuficiente bruma que perdían sus palabras, su inocencia, y mi búsqueda ansiosa de un amor inexistente. Supe que mientras los relojes masticaban las horas como monstruos persistentes, yo más pequeño me volvía...supe que era un niño que sin saberlo estaba allí, perdido en una dimensión oscura, ciego y triste como un fantasma caminando entre un montón de orquideas hirientes, llevando mi cuerpo sin vida por un bosque de pesadillas, solo y angustiado como un muerto. Supe que los días no me esperarían, que la noche tampoco lo haría, que debía guardar sus ojos para siempre como mis sueños, cada imagen que alguna vez dejó en mi mente solitaria siempre estarían allí como cada vez que lo contemple sin verlo. Es tan extenso este jardín, no veo el otro lado del bosque ni donde termina el campo de flores...quizás jamas logre escapar de aquí, a lo mejor estoy encerrado porque yo mismo quiero estarlo y todo esto es lo ultimo que me queda, ya no hay oscuridad pero sin ella no soy más que una rosa blanca. Ya no hay guardianes en el umbral hacia el otro lado, pero las voces se oyen  tan falsas, regocijandose en una mentira que es incapaz de hacerme feliz, ¿Debo arriesgarme y tomar esta oportunidad para escapar?, ¿o quedarme aqui convirtiendome un ser inerte e insensible? ... sólo trato de decir que amo la vida que no tuve, los amigos que nunca conocí, el futuro que se destruyo en mis manos y aquella vez inexistente en la que todo dentro mio tembló cuando me dijo que nunca me abandonaria. 

1 comentario:

Claudiettha J.V. dijo...

Desde luego me asombra la manera en la que te expresas. Me a parecido preciosa está entrada. Besos