13.7.13

Despierto desde el amanecer

Quise elegir tu color aquel ultimo atardecer invernal, fue el cielo una espesa capa de plomo que se infiltraba en nosotros hasta calar los huesos. Quise elegir las palabras que dirías, para regresar a la vida desde el fondo del limbo, el brillo de los arboles y flores, el charco donde vería reír al sol...quise que fueras una imagen vivida coloreada hasta alcanzar la intensa tonalidad de esa tarde desencarnada. En la penumbra alce mis ojos, a través de lagrimas nuevas, y ahí estabas, eras el mismo, el que siempre quise que fueras. La noche llego desde todos los rincones, acuciante, cubriéndonos en sombras y un lazo que quise, fuera más fuerte que el de la sangre y que sólo fuera capaz de romperse con el fin de la propia existencia, quise que hubiera otra vida, pero no en algún lugar remoto, si no allí, cuando estaba contigo fuera de cualquier tiempo. Hoy despierto desde el amanecer, sólo así seré tu luz. Duermo cuando agoniza el sol, sólo así seré uno de tus sueños. Hoy respiro creyendo que no te fuiste, queriendo ser amor para cuidarte. Quise que fueras mi único recuerdo, quiero que seas el único.

1 comentario:

Claudiettha J.V. dijo...

Cada vez que te leo me enamoro más de este blog, de tus entradas y de cada una de tus palabras.
Un beso