17.7.13

Hasta sentir

Habitando silencios que siempre están llenos, observando un horizonte que sólo el alma puede crear. He destruido mi tiempo, y con otra de mis alas mi infierno, abrazando al sol hasta las cenizas, hasta que mi ultima lágrima sea más grande que el mundo, consumiéndome sin ser, hasta que nada importe, hasta que todo tenga sentido. ¿Cuando volverás a mí?, hasta que las sombras brillen más que las estrellas, hasta que otro recuerdo forje un camino en el vació, como un precipicio, sin final, sin ti, sin mí. Escucho el dolor, lo siento, arrastrando su grito hasta mis oídos en cada noche de silencio, la voz de un fuego que calienta y envenena todo, atascándose en una ilusión como las luciérnagas que nunca serán luz, como el batir de sus alas cuya melodía muere, cuya canción ya ha dejado de existir. La memoria tiene vida propia, se materializa fuera de mí, dejándome perplejo ante tu mirada imaginaria, incluso hasta aquellos momentos que se desvanecieron entre nosotros, ahora están sobre mis brazos perteneciendole al viento. Si tu vuelo se alzara sobre mis recuerdos, y me llevaras contigo y con ellos hacia un lugar donde no existamos, entonces... podrías oírme sin voz, sentirme sin miedos, hasta sentirte como el sueño aquel que fue soñado mientras te observaba en un horizonte que sólo el alma puede crear.
 Allá donde el cielo nocturno se derrumbo en la tierra, y los pasos resplandecen sobre las estrellas cercanas, ¿alguien me esta esperando?. En el final del bosque una hoja de papel se perdió en su infinidad, ¿cual es la tinta perfecta con la cual escribir amor?, porque las palabras se han roto como cristales de hielo y los corazones se elevan como lunas plateadas cada vez que escribo tu nombre. 

3 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

De nuevo me quedo sin palabras, tienes una manera muy profunda de expresarte, muy descriptiva sin llegar ha hacerse pesada. Sobre la pregunta que dejaste en mi blog, yo soy de Barcelona.
Un beso

Claudiettha J.V. dijo...

De nuevo me quedo sin palabras, tienes una manera muy profunda de expresarte, muy descriptiva sin llegar ha hacerse pesada. Sobre la pregunta que dejaste en mi blog, yo soy de Barcelona.
Un beso

La chica de los chicles dijo...

Nudo en la garganta y lágrimas en los ojos.
Perfecto, como siempre viniendo de ti.