19.8.13

Orión

Aquella quietud que se plasmo en mi iris  pareció resplandecer inconsciencia y el  recuerdo mágico en su infinidad preso en mí...fue libre, como una implosión que desde el alma me destruye para mantenerme vivo, como si mi ultimo respiro fuese del dolor y todos mis impulsos se distorsionaran en un reflejo de arrepentimientos. 
He estado demasiado tiempo aquí, buscando una esperanza que permanezca conmigo aún cuando mis pecados se descubran, buscando un lugar en sus brazos que desvanecían años de soledad, creando momentos alados donde fui real. 
Estoy a salvo de las lágrimas tristes derrotadas por la comprensión, estoy a salvo del tiempo que cuenta los días de tu ausencia, a salvo de mi emoción marchita que crea la depresión latente, del recóndito secreto que me dejo solo...pero sigo sin estar a salvo de mi mismo, sigo en este lugar donde me resguardo de toda realidad más hiriente que cualquier pasado.  ¿pero de quien es ese ensordecedor silencio?, el que domina cada suspiro y  calma, porque ya no hay más gritos desesperados y tampoco océanos nacidos de mis ojos, ya no hay luces ni sombras ni una memoria prófuga intentando lastimarme...pero en este final, todavía me encuentro preguntándome que hice mal para que me abandonaras y bajo el destello de Orión todavía te veo junto a mi...preguntándote si algún día volverás, si realmente me querías.  

2 comentarios:

La chica de los chicles dijo...

No hiciste nada mal para que te abandonara, borra esa idea de tu cabeza François, no es verdad y solo puede hacerte un daño innecesario.
Te quiero mucho^^ ¿Vuelves a estar sin whatsapp? :(

Afterlife. dijo...

Wow, que profundo ^^