1.8.13

Extensa eternidad

Sólo quedan recuerdos de lo que no fue consumido en fuego y de aquellas palabras que no logre entender, sólo quedan emociones en lo profundo del lago, en un refugio embrujado que abraza la tierra... y en este bosque que es mi hogar, sólo me dejaron relatos de luces en el cielo y esperanza por la cual caminar para no perder la vida al contacto, de luz y oscuridad, y de guardianes ocultos en el corazón.
¿Cuantas melodías transporta  la desesperación de ser salvado?, de sonidos y cantos antiguos que hablan de una gran luz, de cosas más allá de nuestros ojos, vestigios de lo que no es y quizás nunca fue. 
¿Debería cruzar la linea?, de donde proviene la voz que lanza sus delirios contra la extensa eternidad confesando palabras que confiá y conoce cada alma que anhela toda razón, esa voz que no se apaga y habla con alegría sobre la fuerza que tienen las ideas y con tristeza observa lo poco que esto significa para los que habitan en la realidad. Construyendo algo en  donde antes sólo había nada, una nada que sólo existe para dar espacio a cada nuevo existir.
Mi corazón palpita y se remonta a un viaje imaginario hasta los lugares en donde los sonidos son parte de los sentimientos más profundos...he de existir allí mismo, ¿cuantas miradas me extinguieron y cuantas me dejaron existir?, he de existir allí mismo, cuando los sueños escapen de mis ojos creando millones de mundos a los cuales partir...ya no te estoy esperando, y los momentos que se quedan en la eternidad son pasados infinitos a los cuales dejo ir con lagrimas, y en ese desprendimiento mágico y tortuoso, amor..te dejo ir. 

5 comentarios:

Tres de blogger dijo...

Tal vez sea lo mejor. No sé, dejar ir las cosas que queremos duele, más incluso que aferrarse a la pequeña esperanza de que volverán, pero una vez que se va lejos todo va a mejor.
Me ha gustado mucho el párrafo de "¿Debería cruzar la línea?..."
Llámame loca, pero creo que me ha parecido ver un poco más de positividad, por asi decirlo.
Ser voces que no se apagan y hablan con alegría sobre la fuerza que tienen las ideas y con tristeza observa lo poco que esto significa para los que habitan en la realidad puede que no esté tan mal.
Me ha gustado mucho ver tu comentario en mi blog^^ hahaha
un abrazo muy grande! te quiero <(^·^)>

Tres de blogger dijo...

Tal vez sea lo mejor. No sé, dejar ir las cosas que queremos duele, más incluso que aferrarse a la pequeña esperanza de que volverán, pero una vez que se va lejos todo va a mejor.
Me ha gustado mucho el párrafo de "¿Debería cruzar la línea?..."
Llámame loca, pero creo que me ha parecido ver un poco más de positividad, por asi decirlo.
Ser voces que no se apagan y hablan con alegría sobre la fuerza que tienen las ideas y con tristeza observa lo poco que esto significa para los que habitan en la realidad puede que no esté tan mal.
Me ha gustado mucho ver tu comentario en mi blog^^ hahaha
un abrazo muy grande! te quiero <(^·^)>

La chica de los chicles dijo...

Por cierto, Tres de Blogger soy yo, que se me olvidó cambiar de usuario >.<

andii* dijo...

Dejar ir a alguien es una de las cosas más complicadas que existen, quisiéramos muchos permanecer a su lado por siempre aunque sepamos que es imposible… lo entiendo perfectamente.
Y cuantas veces no nos hemos preguntado si deberíamos cruzar esa línea…
O cuantas veces hemos escuchado esa desgarradora melodía que pide rescate.
Sabes que adoro tus textos, si no me pase antes por aquí fue porque estaba en Italia y he vuelto hace poco.
Extrañaba esa melancolía con un toque de esperanza que desprenden tus textos.

abrazos ( de oso )

Claudiettha J.V. dijo...

Muy, muy, muy bonito. Realmente tus entradas consigue enamorarme, siempre las leo con tranquilidad para tomar "conciencia" de cada una de tus palabras. Amo tus metáforas y tú manera de expresarte, es que como te digo en cada entrada, me parece pura perfección ea manera poética de escribir que tienes. Me ha gustado especialmente aquello de "Donde antes sólo había nada, una nada que sólo existe para dar espacio a cada nuevo existir", porque la nada es nada hasta que consigues llenarla y ha sido una frase que me ha hecho pensar. Y el final es realmente precioso, rompe con todo y me hace chocar contra la realidad. Yo debo ser rara porque jamas tomo nada, nada es mío, nada es para mí tan importante como para tener que dejarlo ir. Porque para mi las cosas vienen y van. Y de alguna forma, que no me agrada, me afectan. Pero si, aceptas que se van al igual que han venido y las dejas ir, porque es peor retenerlas cuando ellas o tú os queréis ir. desde luego estoy reflexionando mucho a partir de esta entrada.
Besos