1.1.14

Unicornio

Limite de contemplación, blanco fantasma
preludio de voces perdidas, crece y vuela como polvo en mis brazos. 
Vuela por el sol, con un velo invisible uniéndose a su esencia prodigiosa.
Cae al vacío azul, se deshacen como incienso las canciones de la humanidad.
Soy las alas rotas que le otorgó mi mitología, caballo blanco... tu oscuridad desemboca en una flor en el margen de los ecos. 
Pero el amor me conoce, me han visto los sueños en el bosque donde se ahogan los gritos de los hombres. 
Caballo blanco, desgarro de las ráfagas, reliquias de las palabras sedientas... tú me conoces. 
Aura del profundo océano, hay un cielo en su lecho, hay un diamante pulido por sueños
Brillando en el inconcluso, sobre burbujas de cristal adormecido y colores que aún no fueron descubiertos 
Cuando se quiebre la verdad, cuando la luna no me alumbre entre las manos salvajes de la tierra, y los ángeles descansen... Caballo blanco, tomaras mis sueños y seré tus alas rotas hundiéndonos en la fantasía. 

2 comentarios:

Azul dijo...

Hermosa entrada para empezar el 2014. Me ha encantado(:

abrazos ( de oso )

YoMaqq dijo...

La forma en que escribes esta fenomenal, me encanto tu blog :D
te sigo!
si puedes algun dia pasate por el mio
yake-kinky-kidboy.blogspot.com