17.2.14

Espinados espectros

Bajo la caricia cruel de la luna
beso a la nada que llora sinfónica hasta la afonía   
abandonando la finitud de mi aliento
vuelvo a enredarme en la telaraña que tejen mis dedos.
He Conocido la soledad, 
en un desierto como un bosque de espinados espectros
donde nuestra noche honda, las espinas nos hieren 
persiguiendo espejismos en tu voz,
lloro...
intentando ahogarte en los charcos oscuros de mis letras,
me  muero despacio. 
En un cúmulo enorme de medianoche  
te pienso desnudo en la tierra iracunda de sueños rotos.
Mis labios rompen el viento en tu piel estrellada de luces
que alzan contra la gravedad de tu belleza,
una calma oscura en la que tampoco logro dormir.
Pero las sombras por fin me dejan ver el final de la noche
y te veo, hermoso mío, al que miro furioso ,
esta noche preguntándome:
¿por qué?  

3 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

De nuevo me dejas sin palabras, y es extraño, porque yo que nunca he amado me he sentido identificada en algún remoto lugar de tú entrada.

Besos.

YoMaqq dijo...

Estas acompañado físicamente, no siempre significa estar acompañado tanto en cuerpo y alma.

Muy linda entrada!
Saludos :3

Elizabeth Romero dijo...

Me encantó. Increíble.