19.2.14

Incendio interno

Esperé tantas noches que mis soles fueron lunas.
Esperé y esperé por vos en los días eternos 
y quise morir porque volviste sin besos y te fuiste sin despedidas 
y no hago más que equivocarme por extrañarte y quererte de más. 
Esperé como viento seco deseando la vida que se desliza en la ausencia dorada
Esperé como si el tiempo fuese el comienzo de un primer vals 
y las lagrimas se acabaron un día pero no los diamantes en mi mirada 
y yo te quiero aún como a nadie
Esperé incluso ausente y en mi condena que es errar 
abandonado bajo una luna incandescente de una soledad sólo esperada en el desierto
Esperé y esperé hasta mutilarme el alma y besar el vacío 
en una noche efimera que olvidaste en tus sueños...
en la oscuridad de una ciudad dormida. 

1 comentario:

YoMaqq dijo...

Tiempo perdido, Las esperas que hacemos por esa persona pensando que si, algún día volvera o se dara.
Y solo somos un juego mas para ellos.
Esta genial tu entrada (:
un abrazo!