7.3.11

El frio del suicidio

Los días me aplastan, este frio me apaña los ojos y los vuelve cristalinos con sus vientos polares. Me hacen congelarme hasta la punta de los dedos sin contar que mis manos se secan sin importar en que lugar esté. El frío me perfora el cuerpo, pasa sin permiso através de él, como si fuese un fantasma de algun pasado olvidado. Sin importar que lleve puesto, mi alma se congela cada vez un poco más. Caminar y perderme entre la multitud es lo que siempre suelo hacer. Sin importar si alguien me grita a las espaldas, no me interesa nada. He escuchado de muchos intentos de suicidios este mes, parece que no soy el único que anhela algo mejor que vivir con miedos e inseguridades. Me siento tentado por la minima idea del suicidio. Sí, aunque me creean loco de remate. Como si la muerte me insistiera, me insinuara que ya no hay un más alla que toda esta rutina. Como si los filos de los cuchillos y los colores de las pastillas debieran comvertirse en mis amigas. Me insita y no se que hacer. No se como reaccionar. No se si escucharla. Intento ignorarla, intento hacer como si nada, pero la cabeza me tortura. Estoy harto y ya ni siquiera se de que.
Confundido, desentendido, perdido. 

Se que no estoy bien, y se que si quisiera morir realmente, ya me hubiera suicidado hace mucho, pero creo que una parte mia, muy pero muy en el fondo desea seguir viviendo. El miercoles 9 de marzo, voy a pedir turno con el psicologo quizas me equivoque pensando que no hay una solucion mejor que morir.

2 comentarios:

DDmx dijo...

Por lo menos intentarlo. Mucha suerte.

Piantada dijo...

no me gustan los gardeles... pero hay una canción donde decían "cobarde para amar"...

siempre me he considerado cobarde para vivir, más aun para morir... quien sabe, todo tiene un porqué.


Suerte en tu búsqueda, hay que seguir caminando, como el naufrago, amanece otro día y hay que seguir.

Besos