1.9.13

Ficciones


 Aprender del dolor un goce de querer ser fuerte para  librar la lucha entre lo que me ata a lo mundano y  aquello que esta preso en el miedo de fallar. sentimientos... cuantos de ellos llegan a mi como el único refugio del letargo humano para sobrevivir en los espacios de mi pensamiento que levita en un mundo creado en mi interior que no busca ser comprendido, si no liberado. 
Aprender que el tiempo gira encerrado entre agujas y números infieles, que no hay tiempo para volar hacia los comienzos que jamas terminan o hacia un corazón abandonado que nos esta buscando, que no esta llamando para completarnos los unos a los otros. Sentimientos... estoy solo con ellos en un bosque que se alumbra con un nuevo anochecer, con una sonrisa que fue perfecta, una voz que nadie recuerda, un silencio que vale otro, cuando la permanencia de la impunidad es el castigo o tal vez el abrigo de el infierno y nadie sabe la verdad, sólo el que quiso saber que el dolor es comprender que nada se puede borrar.
Aprender que mi imaginación domina todo cielo a mis pies, devolviéndome lo que he perdido y lo que nunca podre tener, y  es esa carga de tristezas las que me hacen el paso lento, la mirada cansada de caminos, los ojos cerrados de regresos. Porque fui puesto en esta tierra por un motivo que jamas descubriré, y se que lejos muy lejos de la razón mi mente es una emoción colosal que no logro controlar y aprender que el amor es un tesoro que sólo se comparte en la soledad oscura, en la huella inolvidable, porque cuando se caen los sueños más importantes por todas las tinieblas que el amor te regala, sabrás que es mejor ser como una piedra, que no late, que no siente, que no sufre, que no sueña despierto, que no muere ni renace.

4 comentarios:

nele dijo...

me encantó

La chica de los chicles dijo...

Pero las piedras tampoco pueden nunca ser felices, es demasiado lo que perdemos.
Tambien será pronto octubre para ti, ya lo verás, además ¿Allí no empieza pronto la primavera? Eso es genial! Y tu cumple es el 30 ¿No? Lo apuntaré hahahaha
Estoy deseando oir esa historia de tu blog(: Por cierto, me cambié de movil y estoy teniendo problemillas con internet, pero en un par de dias supongo que ya tendré Line otra vez.
Te quiero!^^

Claudiettha J.V. dijo...

Si fuéramos piedras todo sería más fácil. No se, la verdad es que ha llegado un punto en el cual ya no me importa que suceda ni lo que sea de mi, estoy volviéndome una gárgola. Es una entrada maravillosa, pero triste a la vez si he de ser sincera.
Besos

Y. dijo...

Encantador.