9.10.13

En manos del destino

Pero quizás... si intentara dormir mañana seria de día y estarías aquí conmigo cuando vuelva a salir el sol, quizás  juntos seriamos lo suficientemente fuertes para no quemarnos en el fuego y quizás en ese mañana podrías creer había algo en algún sitio que nos mantenía unidos, algo más allá de lo visible que se percibía en nuestras profundas miradas formando un lazo para poder protegernos mutuamente. Tal vez en este instante ambos estemos pensando en el otro, y en esa dimensión abandonada somos personas destinadas a ser, en esa dimensión abandonada no hay una distancia demasiado infinita, tu bella forma se solidifica tan suave e ilógica como tu presencia. Porque al cerrar los ojos me encuentro en la oscuridad de la melancolía, te veo sin verte, te siento sin sentir,  como una sonrisa que esta triste y un cariño que no puede amar, te veo preguntándome por qué los besos hablan , y a donde ha ido la voz que dijo en el viento te quiero llevándose la brisa todo mi valor.
¿porque donde una puerta se cierra otra se abre?, no puedo ver el camino que tengo que seguir para escapar de este lugar, ya no recuerdo la hora, tampoco los meses, pero estoy seguro, estoy completamente seguro de que aquel punto luminoso es una esperanza aguardando convertirse en lo que realmente desea mi alma y mi corazón, porque me han hecho tanto daño, pero lo único que jamas podrán quitarme es lo que hay en el interior de ellos... ¿Te veré regresar?

4 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

Siempre he anhelado poder ser feliz por mí misma. Es extraña la sensación que describiste, cercana pero lejana, estar presente sin estar. Un hermoso texto como siempre.

Besos

Luna Violeta dijo...

Creo que estas hasta la coronilla harto de que repita lo mismo, pero yo tengo que ser sincera cuando leo algo bueno. Me gusta mucho como escribis.
Me he quedado pensando en eso que dijiste "pero lo unico que jamas podran quitarme es lo que hay en el interior de ellos" No sé. Me quede intentando descrifrar.
¿Regresar? A veces las cosas regresan cuando no es oportuno. Me lo pensaria.
Un beso.

Lulien Cattáneo dijo...

Creo que tu blog es uno de los pocos que leo a diario, realmente siempre logra atraparme. Me fascina lo real de cada entrada, el misterio en general, las imágenes, las canciones... Lo único que te recomiendo, para mejor por supuesto, es utilizar más puntos; pero fuera de eso, me encanta cómo combinás las palabras.
¡Saludos! :)

La chica de los chicles dijo...

Esperemos que al menos vuelvas a ver regresar a la señorita Felicidad que parece que se escapó por la puerta a su lado.
Es bonito pensar que quizá os recordéis mutuamente, como por las noches cuando miras la Luna y sabes que desde algún lugar esa otra persona también la está mirando y que vuestras miradas se juntan.